Unicornios Blancos del dato

¿Querrá el unicornio servirte a ti, Ni quedar a tu pesebre? ¿Atarás tú al unicornio con su coyunda para el surco? ¿Labrará los valles en pos de ti?  ¿Confiarás tú en él, por ser grande su fortaleza, Y le fiarás tu labor? ¿Fiarás de él que te tornará tu simiente, Y que la allegará en tu era?

Job 39:9-12

Hasta en 4 ocasiones he negado esta semana la mayor. 4 responsables, 4 emplazamientos diferentes, 4 situaciones distantes entre sí en las que he tenido que explicar que un equipo de Data no puede estar formado por 1 persona, y que sus responsabilidades no pueden ser el gobierno del dato, su extracción, su almacenamiento, su análisis y sobre todo a su aplicación real en un contexto específico.

Bienvenido a la era del Unicornio Blanco, donde tú ¡oh tú! Serás llamado analista, BI o incluso científico. Los ojos envidiosos estarán puestos en tu brillante crin, esperando que el galope de tus dedos datifique organizaciones perdidas en la Arcadia poética del día a día.

Cuando vuestras familias os pregunte a qué os dedicáis dejad de dar explicaciones sobre datos, gráficos o decisiones. Abrazad con fuerza vuestro nuevo rol como animal mitológico de la era digital.

Unicornios Blancos, el futuro es vuestro.